Everesting en Gamoniteiru,
el puerto de mi vida




A primeros de este año 2024 falleció Manuel Barros, un lenense apasionado de la montaña y de "remover" esta tierra, este concejo llamado Lena y que cuenta con tantas excelentes condiciones. A Manuel me lo encontré el 10 de septiembre de 2021 cuando quería "asaltar" el Everesting  en Gamoniteiru (crónica) y aquel día iba tan concentrado que no quería ni pararme. Dos palabras cruzamos, me hizo un vídeo subiendo (que compartí en la crónica que os enlacé)  y, de alguna manera, me sentí en deuda con él, y por ello mi recuerdo y mi dedicatoria: ¡cuánto me hubiera gustado volver a encontrarte en nuestro gran coloso!
El Everesting sigue llamando a mi puerta: lo intenté aquel día de 2021 y también el año pasado en Navacerrada. Pero era la hora de asaltarlo en Gamoniteiru, la subida de mi vida, la subida fetiche de esta web de puertos. Con las experiencias anteriores preparo toda "la logística" el día anterior e inicio ruta a las 5:50 del 4 de junio de 2024 rumbo a Quirós.

Os dejo el perfil y los datos de la ascensión al Gamoniteiru, además del enlace a la actividad de Strava.

EVERESTING EN GAMONITEIRU DESNIVEL APM Longitud Pte.Media <4% 4-7% 7-10% >10% CATEGORÍA
Gamoniteiru por Lena 1459 484 15,2 9,59% 0 2 5 8 HC
Gamoniteiru por Lena 1459 484 15,2 9,59% 0 2 5 8 HC
Gamoniteiru por Lena 1459 484 15,2 9,59% 0 2 5 8 HC
Gamoniteiru por Lena 1459 484 15,2 9,59% 0 2 5 8 HC
Gamoniteiru por Lena 1459 484 15,2 9,59% 0 2 5 8 HC
Gamoniteiru por Lena 1459 484 15,2 9,59% 0 2 5 8 HC
TOTAL 8754 2904 91,2 9,59 % 0 12 30 48

El Everesting tiene poco misterio: acumular el mismo desnivel que altitud del Everest ascendiendo (y descendiendo) el mismo puerto. Me propuse Gamoniteiru en esta ocasión para saldar una deuda pendiente de hace casi tres años. Lo tomo, de nuevo, como un reto personal: quiero concentración, quiero pelear contra la subida y sus rampas, quiero subir a mi ritmo.

La primera ascensión al Gamoniteiru, aún de noche, aún amaneciendo y con vistas increibles, un mar de nubes sobre el que pedaleo.






En las tres primeras ascensiones gozo de temperatura aceptable, con niebla aún por el valle, en los primeros kilómetros y despejado en los úlitmos kilómetros de ascenso



Pero en la cuarta y la quinta ascensiones la temperatura es exagerada (sobre todo en la primera mitad) y mi velocidad se reduce más y más. Con el desgaste anterior y estas condiciones meteorológicas, los cálculos empiezan a apretarse...





Pero mentalmente, al tratarse de un número no tan acusado de ascensiones, me hace afrontar la sexta más motivado: sí, asciendo en más de dos horas, pero el desnivel va acumulándose de manera continua.




Seis ascensiones, seis, eso que buscaba aquel día de septiembre de 2021.




Algunas de mis acompañantes hoy.