Los mejores puertos de paso peninsulares

 
El Giro de Italia 2018 ha vuelto a demostrar, una vez más, la importancia de los grandes puertos de paso en una competición, y eso que, este año la carrera se había "vueltizado", desechando otros formatos de etapa que no sean los del final en cuesta. Aún así los corredores han utilizado puertos alejados de meta, como el imponente Finestre, donde la carrera explotó en mil pedazos... Allá por el mes de septiembre la Vuelta a España seguirá con "su personalidad",  la de apostarlo todo a los finales en cuesta, y eso que las mejores etapas de los últimos años han sido aquellas en las que  "las cuestas de cabras" no han sido protagonistas: Fuente Dé en 2012, Cercedilla en 2015 y Formigal en 2016. Claro que para que ocurran estas situaciones han de darse múltiples factores y el recorrido lo hacen duro los corredores, pero si éstos no cuentan con unas condiciones adecuadas es extremadamente difícil que ocurra algo. Ya quedó demostrado en el "cacareado" tríptico de la Vuelta durante años o en etapas donde el último puerto es el más duro del día: ¿quién es el "guapo" que ataca o intenta algo si la subida final se llama Angliru, Zoncolan, Camperona o Machucos? Y, otra cuestión, ¿por qué limitar el espectáculo a esa última fase, a esos puertos tan duros reservado para el final? ¿Por qué no colocar puertos duros algo más alejados de meta?
Los Angliru, Camperona, Praeres, Ermita de Alba, Cuitunigru y otros no cuentan con salida asfaltada, pero sí hay otros casos que bien pudieran utilizarse con más frecuencia o estrenarse. En la siguiente tabla os muestro 25 ejemplos de puertos de paso, de los cuales los 16 primeros se refieren a más dureza (basado en el coeficiente de dureza de APM) y los otros 9 serían los más duros del resto de comunidades (sin representación en ese listado de quince). Puede que haya más, que me haya dejado alguno en el tintero, pero los ejemplos expuestos hablan claro y rotundamente sobre lo aprovechada que ha estado la geografía, en este caso peninsular, en la gran ronda española por etapas:

PUERTO OBSERVACIONES COEFICIENTE PROVINCIA
Sierra Nevada Como puerto de paso, hasta Hazallana (1680 m) en 2017
395 Granada
La Marta Inédito
395 Asturias
Ancares Como final de etapa en 2014 366 Lugo
Llano de las Ovejas Como final de etapa, hasta Morredero, en 1997 y 2006 369 León
Calar Alto Otras vertientes utilizadas 332 Almería
Haza de Lino En 1972 y 1975, por puerto Camacho.
Nunca las vertientes más duras
312 Granada
Fonte da Cova Inédito 301 Ourense
La Bobia Inédito 297 Asturias
Sete Carballos Inédito 294
Lugo
Pradell Inédito 290 Barcelona
La Ragua En 2009 por su vertiente dura 286 Granada
Cobertoria En 2014 y 2015 por su vertiente dura 277 Asturias
A Barraca Inédito 266 Lugo
Collao Espina-los Machucos como final de etapa en 2017 242 Cantabria
Gobernadas Inédito 242 León
San Glorio En 2015 222 Cantabria
La Borriqueta Inédito 182 Albacete
Collado Bermejo En 2009 por su vertiente dura 182 Murcia
Puertomingalvo Inédito 175 Castellón
Navacerrada En 1978, 1979, 1982 (final de etapa), 1983, 1987-1992, 1994, 1995, 1996, 1998, 2005, 2008, 2009, 2015. En 2010 y 2012 como final de etapa hasta Bola del Mundo 172 Madrid
San Cristobal Inédito 172 Teruel
Honduras En 2004 y 2006, por su vertiente dura 170 Cáceres
Peñahincada Inédito 161 La Rioja
Urkiola
En 1935, 1945, 1946, 1947, 1948, 1950, 1956, 1957, 1959, 1960, 1961, 1963, 1964, 1966, 1969, 1974, 2011.
Final de etapa en 1975 y 1977
157
Bizkaia
Piedra San Martín Inédito 155 Navarra

Pero el aprovechamiento de estos puertos no va ya sólo referido a su inclusión, sino a su posición en la etapa y a la vertiente. Haza de Lino entró dos veces en la Vuelta, sí, pero por la vertiente de Puerto Camacho, más liviana, y  ya hace más de 40 años...






En cuanto al puerto de Honduras, el más duro de Extremadura, sus inclusiones se cuentan con los dedos de una mano. En concreto con dos de ellos... Fue en 2004 y 2006:



Caso aparte merecen los puertos de la sierra de Guadarrama, frecuentados desde siempre León y Navacerrada, aunque más a cuentagotas en los últimos años, más en concreto desde la entrada de Guillén en la dirección. Y eso que la última vez el desenlace fue extraordinario (etapa de Cercedilla en 2015):



En cuanto a los puertos vascos, tras una presencia muy sostenida hasta los 70 (destacando Urkiola), volverían, muy a cuentagotas en la última década Orduña, Urkiola y la llegada a Arrate.



A la cabeza del listado está Sierra Nevada, a donde se ha llegado en múltiples ocasiones, no aprovechando la gran cantidad de carreteras y puertos de la zona, pudiendo hacerse como paso hasta los 2380 metros de altitud (por encima de Pradollano). En 2017 se utilizó la dura vertiente de Hazallana como puerto de paso (hasta los 1680 m). En segunda posición del ranking vendría La Marta-Bustantigo, un puerto cuya altitud es de "sólo" 1117 metros, pero...



Las etapas que se pueden hacer tomando a La Marta como protagonista, son espectaculares. Debajo, junto a la Bobia, por Soutelo, durísima ascensión del occidente asturiano:




Más arriba os citaba el caso de Haza de Lino, incluído en los 70, sí, pero que aún no se ha estrenado por las duras vertientes de Rubite o Polopos o Sorvilán... La Ragua, por su parte, se ha pasado en dos ocasiones, una por la más dura (en 2009):




De las montañas y los puertos del sistema ibérico pocas noticias se tienen. Y si nos referimos al ámbito de La Rioja hay que quedarse con los finales en Valdezcaray y Cruz de la Demanda, destacados en los 80 y 90. Puertos como Santa Inés (sólo en 1998), Peñahincada (inédito) o La Rasa (inédito) pueden enlazarse perfectamente, como abajo:




La Vuelta ha llegado con frecuencia, en los últimos años, a León, con esa llegada a La Camperona. La misma provincia en la que está Piedrafita (inédito), El Peñón (inédito), Las Gobernadas (inédito) o Llano de las Ovejas (como final, hasta Morredero, maś abajo, dos veces). Los encadenados que se pueden realizar son de auténtico tronío:










El Pirineo catalán no ha sido aprovechado apenas en la historia de la Vuelta. Han destacado más las llegadas a zonas cercanas (Andorra y Francia), señalando, en algunos casos, que la parte sur de Pirineos no cuenta con tanta dureza... El siguiente encadenado es real, existe:





Como conclusión: no hay puertos  de nivel en la península, como habéis podido ver... Y eso que hay muchísimos más.